Montielmariana’s Weblog
Just another WordPress.com weblog

Ensayo. Disfunción en el diseño

Ensayo presentado por Mariana Montiel y Citlalli Mejía 

El texto que nos comparte Leonor Arfuch, nos explica que existen diferentes situaciones que cómo consecuencia pueden traer una mala aplicación del diseño gráfico. Entre estas situaciones la autora menciona seis; de los cuales nosotros los hemos conjuntando en dos importantes. El primero refiriéndose al mal posicionamiento del perfil del diseñador que causa confusión de roles profesionales, pues en la actualidad podemos identificar diferentes profesiones que fungen como diseñadores, como por ejemplo un publicista, un dibujante, hasta en ocasiones confunden al mercadólogo con el diseñador, y que este punto va de la mano con una falta de estandarización en los programas curriculares que se ofrecen en cuanto al diseño, pues existen programas curriculares que ciertamente confunden el rol de cada profesionista.El segundo aspecto esta relacionado con una falta de sustento teórico al momento de diseñar, pues se piensa que el ser creativo implica el total uso de espontaneidad, sin embargo sin un desarrollo teórico previo, el mensaje carecerá de análisis que repercutirá en un bajo nivel de  significado y que probablemente será estéticamente aceptable sin embargo no estará cumpliendo con su función de comunicar.En definitiva coincidimos con que estos síntomas más que de origen académico son de origen social, pues finalmente la raíz de una formación profesional nace de la cultura estrechamente relacionada con la situación social que se vive. En un segundo punto, la autora nos habla de la diversidad de modelos de producción gráfica que existen principalmente en el campo temático, metodológico y cultural. Con diversidad temática, se refiere a que el diseño es universal según el diseño que se quiera realizar, pues cada pieza que quiera ser diseñada requiere de un diseño diferente según la función que vayamos a darle.Por otro lado la heterogeneidad metodológica está relacionada con el perfil de profesional, en cuánto al cómo y a quién debe diseñar “x o y” objeto o concepto. Y la última diversidad, la cultural, que también tiene que ver con el perfil del profesional y la influencia cultural que éste tiene para desarrollar un diseño, aquí entra también el concepto de vocación y motivación del diseñador para realizar su trabajo.Con lo anterior, podemos decir que el Diseño es una disciplina heterogénea, pues se ve influido tanto por aspectos técnicos y de metodología como aspectos culturales y personales. El principal motivo de la indefinición del Diseño se relaciona con su pobre actividad analítica, y es por eso que surgen dos usos de expresión del diseño gráfico: el coloquial y el teórico. El primero que se refiere a la práctica gráfica antes de la producción del diseño y el segundo que corresponde a la un modelo que planifica la producción, distribución y el consumo del diseño gráfico.Para un mayor entendimiento de lo antes mencionado, la autora describe dos modelos de formas de producción gráfica: Las artes aplicadas y el diseño.Para explicar brevemente, las artes aplicadas son las que se encargan de hacer aportaciones decorativas y estilísticas a las características esenciales de un objeto, no interviniendo en estas el aspecto funcional de la pieza. En cambio, como ya hemos mencionado con lecturas anteriores, el diseño reúne la funcionalidad del objeto con la estética, teniendo como características: economía, sencillez, claridad, participación del usuario, flexibilidad, etc.; siendo el  diseño un instrumento de desarrollo de la competitividad en el mercado, pues el diseño es una característica clave para la diferenciación de un producto. Es entonces que podemos decir que el Diseño nace de la crítica de las artes aplicadas. Y como el título de la lectura nos dice, en el diseño existen ciertas deficiencias que se originan en la cultura profesional, entre las que se encuentran:

  • La no valoración de los datos de entrada para llevar a cabo el diseño.
  • Baja atención del diseñador hacia el discurso del cliente y de expertos, por lo tanto no utiliza conceptos que amplían la comprensión. Por ejemplo si los conceptos de una campaña publicitaria no son bien traducidos en el diseño, no se podrá comunicar su significado.
  • Descontextualización de la pieza, pues el diseñador no toma en cuenta el conjunto con los que convive, en ocasiones el diseñador es poco objetivo al no tomar en cuenta el punto de vista del público real.
  • Baja abstracción en el diseño: relación entre signo y contexto.
  • No discrimina funciones, el diseño es diverso y debe ser tratado como tal.
  • No objetiva los lenguajes gráficos, es decir, cada diseño tiene características individuales y el lenguaje que se utiliza deberá ser diferente para cada uno.
  • Reproducción pasiva del estilo, se refiere a la utilización de modelos prefijados, como un tipo de imitación. En este sentido la creatividad se reduce.
  • Pobreza estilística: cuando el diseñador no aporta otros códigos gráficos, no le da personalidad a su trabajo.
  • La identificación del diseñador con la obra, dónde debe tomar en cuenta que no es él (arte), es un servicio profesional que está prestando.
  • Empirismo y déficit disciplinar, se refiere al problema de autodefinición del diseño por la falta de una teoría sólida. El diseño es una disciplina que debería tomar en cuenta discursos de otras disciplinas relacionadas para ampliar su panorama y tener un mayor sustento.

 Es importante mencionar que para contrarrestar estas deficiencias, debe considerarse un nuevo perfil del diseñador gráfico, donde el profesional pueda explotar las experiencias profesionales más comunes dentro de su proceso de aprendizaje, experimentando con diferentes contenidos; con esto se incrementará la calidad en su servicio. Además, el diseñador deberá tener contacto con los programas más avanzados para demostrar las áreas por desarrollar. También se deberá seguir analíticamente los procesos de comunicación social. La idea es que el diseñador adquiera una capacidad teórica y práctica que implique tanto la técnica como su aplicación.   A modo de conclusión podemos decir que el diseño, a pesar de la importante evolución que ha tenido desde las artes aplicadas hasta convertirse en un diferenciador importante dentro del libre mercado, sigue teniendo deficiencias que causan en ocasiones su mala percepción en el mercado. Sin embargo, la evolución de la disciplina continúa dándose y estas deficiencias junto con ésta; es por eso que creemos que deben hacerse reestructuraciones en la raíz del problema que radica en la cultura profesional, principalmente en su formación. La demanda del diseño en el mercado es grande, todos los objetos que nos rodean implican un diseño, es por eso que desde su formación los profesionistas deben experimentar diferentes técnicas y contenidos para salir a ofrecer un servicio de calidad con el que ellos también puedan diferenciarse dentro del mercado profesional.Otro punto que nos parece importante resaltar, es la parte teórica que implica todo diseño y que en ocasiones no es tomada en cuenta. Creemos que sin un sustento, por muy estético e impactante que sea el diseño, si no cumple con la función de comunicar no sirve, por tanto también creemos importante hacer énfasis en este aspecto durante la formación profesional, pues sólo con una base teórica un diseño además de ser creativo podrá dar significado.         BibliografíaDiseño y ComunicaciónChaves, NorbertoEd. PaidosMéxico 1997pp 95 -136

Ninguna respuesta to “Ensayo. Disfunción en el diseño”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: